España incorpora la directiva que regula la información corporativa no financiera

Más transparencia social y medioambiental. Este es el objetivo de la Directiva  del Parlamento Europeo y del Consejo sobre información no financiera y diversidad, que se incorpora al reglamento español para incrementar la confianza de inversores, consumidores y sociedad en general.

¿Esto a quién afecta? A las denominadas Entidades de Interés Público, con más de 500 empleados, un balance total de 20 millones de euros (o 40 millones en volumen neto de negocio), y matriz en un país de la Unión Europea.

¿Y cómo se difunde? A través del Estado de Información No Financiera (ENF), un informe que recoge cuestiones medioambientales, sociales, relacionadas con el personal, respeto a los derechos humanos y a la lucha contra la corrupción. Para facilitar la divulgación de este tipo de datos por parte de las empresas, la Comisión Europea elaboró y publicó unas directrices, incluyendo indicadores clave de resultados no financieros de carácter general y sectorial, teniendo en cuenta las mejores prácticas existentes. En la trasposición española de la directiva se mencionan dos iniciativas nacionales sobre indicadores fundamentales: la Guía para la elaboración del informe de gestión de las entidades cotizadas de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el modelo sobre la información integrada de la Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA).

Aunque a priori pueda parecer un trabajo extra y complicado, divulgar este tipo de datos servirá para poner en valor el buen hacer de las entidades, construir a largo plazo, y dejar fuera a quienes no juegan limpio. Desde el punto de vista de gestión, frente a la información financiera que se genera de forma controlada y vertical, la corporativa está dispersa y ha de recopilarse en diferentes áreas: Recursos Humanos, Auditoría Interna, Riesgos, Cumplimiento, Compras, Operaciones o Asesoría Jurídica. Es una oportunidad para crear o poner en valor el Departamento de Responsabilidad Social Corporativa o RSC.

Que tu empresa no esté incluida en las que tienen que cumplir con la Directiva no quiere decir que no tengas que pensar en contemplar estos datos en tus informes, la costumbre hace norma, y clientes y mercado acabarán por pedírtelo. Si quieres saber más puedes ampliar información en la base de datos jurídica Iberley.

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!