Nueva Ley del Trabajo Autónomo

La esperada Ley 6/2017 de 24 de Octubre de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo es una realidad. Desde el 26 de octubre, los empresarios individuales ya pueden disfrutar de mejoras como la reducción de las cargas administrativas que suponía llevar a cabo tareas incluidas en diferentes regímenes con las novedades introducidas en materia de cotización para los supuestos de pluriactividad, y se les equipara con los empleados por cuenta ajena en caso de sufrir un accidente de trabajo in itinere.

También se introducen bonificaciones por altas de familiares colaboradores; mejoras relativas a la compatibilidad de trabajo y percepción de pensiones; y se establecen medidas que favorecen la conciliación de la vida profesional y familiar a los trabajadores por cuenta propia. No será hasta al 1 de enero de 2018 cuando la cuota reducida de 50 euros para nuevos autónomos se amplíe hasta los doce meses en lugar de los seis actuales. Además, a partir de esta fecha mejorarán las condiciones para abonar deudas con la Seguridad Social en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), se ampliarán los conceptos de gastos deducibles incurridos en el desarrollo de la actividad, y se incrementarán de dos a cuatro veces al año las posibilidades de cambio de la base de cotización.

Por otra parte las altas y bajas en el RETA serán efectivas en el día realizado, se convertirá en obligatorio el pago de cuotas mediante el sistema de domiciliación en cuenta, se suprimirá la excepción relativa a las bases mínimas de cotización de los conocidos como autónomos societarios, y se establecerán reducciones y bonificaciones de cuotas por situaciones sobrevenidas de discapacidad reconocida .

A primeros de marzo variará el cálculo de las prestaciones económicas por maternidad y paternidad para este colectivo, teniéndose en cuenta la media de las bases de cotización de los últimos 6 meses.

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!